U.S. flag

Un sitio web oficial del gobierno de Estados Unidos.

Dot gov

La terminación .gov significa que el sitio es oficial.

Los sitios web del gobierno federal con frecuencia terminan en .gov o en .mil. Antes de compartir información delicada, cerciórese de que se encuentra en un sitio del gobierno federal.

Https

Este sitio es seguro.

El protocolo https:// asegura de que se va a conectar al sitio web oficial, y que toda la información que proporcione se cifra y se transmite con seguridad.

TENGO COVID-19

Información para ayudarle a recuperar tu salud y ayudar a otros.


I TESTED POSITIVE FOR COVID-19, HAVE MILD TO MODERATE SYMPTOMS, AND AM HIGH RISK FOR DEVELOPING SEVERE ILLNESS—WHAT SHOULD I DO NOW?

If you are high risk, have tested positive for COVID-19, and have mild to moderate symptoms, there are treatment options that may help you and others at high risk for severe illness stay out of the hospital and/or avoid progression to severe disease.

High-risk individuals include older adults and people with underlying conditions, such as cancer, heart and lung conditions, type 2 diabetes, kidney disease, obesity, sickle cell, or compromised immune systems. 


RECIBÍ RESULTADO POSITIVO AL
COVID-19 PERO MIS SÍNTOMAS SON LEVES,¿QUÉ DEBO HACER AHORA?

Asegúrese de seguir los consejos de su médico. Si dio positivo en la prueba del COVID-19 en los últimos 6 días, puede ser elegible para unirse a un estudio clínico de tratamiento para los pacientes diagnosticados recientemente que tienen síntomas elevados de leves a y moderados y que no requieren hospitalización.
 

Si sus síntomas son leves y se está cuidando en casa, sigua estos pasos para ayudar en su recuperación y evitar la propagación de la enfermedad:

  • Siga los consejos de su médico.
  • Aíslese durante 10 días. No debe ir al trabajo ni a la escuela ni participar en ninguna actividad social en persona.
  • También debe evitar todos los lugares y transportes públicos o viajes compartidos.
  • Aconseje a cualquier persona con la que haya tenido contacto en la última semana que se aísle por 14 días.
  • Quédese en una habitación específica y lejos de otras personas en su hogar, dentro de lo posible.
  • Utilice un baño separado, si está disponible.
  • Beba muchos líquidos y toma medicamentos sin receta, como acetaminofén, para reducir la fiebre.
  • Asegúrese que sus cuidadores se mantengan al menos seis pies de distancia. Ambas personas deben utilizar mascarillas.
  • Lávese las manos con frecuencia y desinfecte las superficies, especialmente aquellas que tocan otras personas en su hogar (cerraduras de las puertas, teléfonos, controles remotos, grifos, etc.)
  • Si tiene que salir de casa, por ejemplo, para recibir atención médica, use mascarillas y mantenga al menos seis pies de distancia de otras personas.
Image
gráfico de un teléfono

Si sus síntomas empeoran y necesita ver a un médico, llame con anticipación y dígale al proveedor que usted dio positivo en la prueba del COVID-19. Esto ayudará al consultorio a tomar medidas para evitar que otras personas se expongan.

Si usted u otra persona muestra alguna de estas señales, busque atención médica de emergencia:


  • Dificultad para respirar
  • Dolor o presión persistente en el pecho
  • Confusión que no has experimentado antes
  • Incapacidad para despertar o permanecer despierto
  • Labios o cara azulados

Comuníquese con su proveedor médico por cualquier otro síntoma que sea grave o que le preocupe. Llame al 911 o llame con anticipación a su centro de emergencias local: Déjele saber al operador que está buscando atención para alguien que tiene o puede tener el COVID-19.

Image
gráfico de una mujer en una cama
Image
icono de tos

¿QUÉ TAN ENFERMO ME PONDRÉ?

Si bien no hay forma de saber cómo reaccionará una persona ante una infección por SARS-CoV-2 o a la enfermedad del COVID-19, las cifras son alentadoras. De acuerdo con el número de personas infectadas e inscritas en el sistema de salud, la gran mayoría de las personas sobreviven el COVID-19: más del 99.5% dependiendo de la edad del paciente y otras condiciones de salud. Actualmente no existe cura para el COVID-19, pero los proveedores de atención médica están utilizando varios tratamientos para aquellos con síntomas más graves para ayudar al cuerpo a combatir la enfermedad y a minimizar el impacto a largo plazo de la enfermedad. Una conversación con su médico ayudará a determinar qué tratamientos son adecuados para usted.

AYUDE A ENCONTRAR TRATAMIENTOS QUE FUNCIONEN

Image
Persona mayor hablando con un médico

Debido a que el coronavirus que causa el COVID-19 es un virus nuevo, todavía estamos aprendiendo sobre él. Cientos de estudios clínicos para tratamientos contra el COVID-19 están buscando voluntarios ahora. Hasta el 31 de agosto de 2020, más de 310 estudios clínicos de medicamentos y tratamientos estaban activos y más de 590 programas se encontraban en las etapas de planificación.

Los pacientes con infecciones por el COVID-19 son fundamentales para el éxito de las pruebas de fármacos. Una de las mayores necesidades es una selección diversa de personas de todos los grupos étnicos, entornos y orígenes culturales. Esta enfermedad se comporta de manera diferente según el género, el grupo étnico y la edad, por lo que es importante que la investigación represente a la población estadounidense en su totalidad durante estos estudios clínicos.

El conocimiento obtenido de estos estudios clínicos ayudará a otros en sus propias luchas contra la enfermedad.

Únase a un estudio clínico de tratamiento

Primer tratamiento aprobado por la FDA para COVID-19

Remdesivir(En Inglés): Es el primer fármaco aprobado por la FDA para el tratamiento del COVID-19 en adultos y pacientes pediátricos mayores de 12 años. Remdesivir, también conocida como Veklury, se encuentra dentro del grupo de fármacos conocidos como antivirales. Funciona deteniendo la propagación del virus en el cuerpo.

Tratamientos Autorizados por la FDA en Casos de Emergencia

Plasma convaleciente COVID-19: La plasma convaleciente se toma de la sangre de personas que se han recuperado de COVID-19. Contiene anticuerpos que pueden reconocer y neutralizar SARS-CoV-2, el virus que causa COVID-19, así como otros componentes que pueden contribuir a una respuesta inmune.

Bamlanivimab(En Inglés): Este tratamiento está autorizado para pacientes mayores de 12 años que han dado positivo en COVID-19, y que están en mayor riesgo de convertirse en casos severos y ser hospitalizados. Esto incluye a personas mayores de 65 años o personas con ciertas condiciones médicas crónicas.

Casirivimab e Imdevimab: Estos tratamientos, administrados juntos, están autorizados para pacientes mayores de 12 años que tienen síntomas leves a moderados por COVID-19 y están en mayor riesgo de convertirse en casos severos. Esto incluye a personas mayores de 65 años o personas con ciertas condiciones médicas crónicas.

Baricitinib en combinación con Remdesivir: Estos tratamientos están autorizados para pacientes de 2 años en adelante que están hospitalizados y requieren oxigeno suplemental, ventilación mecánica invasiva, u oxigenación membrana extracorporal, para tratar casos sospechosos o confirmados de COVID-19.

Otros fármacos: Son usados para disminuir la propagación del virus en el cuerpo. Ayudan a la respiración, proveen anticuerpos que son producidos en laboratorio que combaten la enfermedad, entre otras funciones.

Mujer que tiene dolor de cabeza frotándose su frente.

Image
icono de alerta de virus

SÍNDROME POST-COVID

Recuperarse del COVID-19 puede llevar tiempo y paciencia. Un estudio encontró que más de la mitad de los pacientes encuestados seguían sintiendo fatiga 60 días después de que aparecieran sus primeros síntomas del COVID-19; 4 de cada 10 todavía tenían dificultad para respirar y más de una cuarta parte todavía tenía dolor en las articulaciones. Los efectos en la salud mental y emocional, como problemas de memoria, dificultad para concentrarse, ansiedad y depresión también son comunes entre las personas que han tenido el COVID-19. La gravedad de estos problemas aumenta con los pacientes que tenían condiciones médicas preexistentes.

El conjunto de síntomas de salud física y mental reportados por personas que han tenido COVID-19 es frecuentemente descrito como: síndrome post-COVID. Los investigadores de la salud lo están estudiando hoy, pero coinciden en que es demasiado pronto para decir cuáles de estos problemas están directamente relacionados con el virus y cuáles son el resultado de un sistema inmunológico comprometido. Es importante que aquellos con efectos persistentes del COVID-19 en la salud física y mental acudan con médicos profesionales que puedan monitorear, diagnosticar y tratar sus síntomas. Es posible que su médico de atención primaria necesite llamar a diferentes especialistas para desarrollar la mejor estrategia de rehabilitación para sus síntomas.