U.S. flag

Un sitio web oficial del gobierno de Estados Unidos.

Dot gov

La terminación .gov significa que el sitio es oficial.

Los sitios web del gobierno federal con frecuencia terminan en .gov o en .mil. Antes de compartir información delicada, cerciórese de que se encuentra en un sitio del gobierno federal.

Https

Este sitio es seguro.

El protocolo https:// asegura de que se va a conectar al sitio web oficial, y que toda la información que proporcione se cifra y se transmite con seguridad.

NUNCA HE TENIDO COVID-19

Información acerca de los riesgos del COVID-19 y cómo puede ayudar a prevenirlo.


¿ESTOY EN RIESGO?

El COVID-19 se propaga fácilmente y se transmite principalmente de persona a persona por medio de gotitas que se respiran cuando una persona habla, tose o estornuda. Tambien se puede transmitir cuando las personas tocan una superficie u objeto donde está el virus y luego se tocan la cara. Las personas de cualquier edad pueden contraer COVID-19. Los adultos mayores y las personas con ciertas condiciones médicas tienen un mayor riesgo de contraer una enfermedad grave debido al COVID-19.

Condiciones médicas

La gente mayor y las personas con afecciones subyacentes, como el cáncer, afecciones cardíacas y pulmonares, diabetes tipo 2, enfermedad renal, obesidad, células falciformes o sistemas inmunitarios comprometidos, tienen riesgo elevado de casos graves de COVID-19.

Una mujer mayor mirando la pantalla de un portátil ondeando.

Haga clic para averiguar cómo puede participar en un estudio clínico de vacuna o de prevención.

INSCRÍBASE AHORA
Image
la medicina

 

¿CÓMO PUEDO PARTICIPAR EN UN ESTUDIO CLÍNICO PARA UNA NUEVA VACUNA O TRATAMIENTOS DE PREVENCIÓN? 

Los estudios clínicos ayudan a mejorar nuestra comprensión de las enfermedades y a encontrar nuevas formas de prevenir, diagnosticar y tratar enfermedades como el COVID-19. Múltiples agencias e instituciones están reclutando participantes para la vacuna del COVID-19 y otros tratamientos de prevención. Las vacunas seguras y efectivas, y los tratamientos de prevención que funcionan para la mayoría de las personas sólo son posibles cuando voluntarios de todos los sectores de la población participan en el desarrollo de esas vacunas y tratamientos de prevención, uniéndose a los estudios clínicos.

Si desea participar en un estudio clínico de prevención, visite preventcovid.org.

Image
Gráfico de un paciente recibiendo una vacuna.
Image
Icono de virus

¿CUÁNDO PUEDO RECIBIR UNA VACUNA CONTRA EL COVID-19?

Las vacunas son una estrategia importante para prevenir enfermedades y son muy efectivas. Las enfermedades que alguna vez fueron comunes y mortales han sido eliminadas o disminuidas significativamente gracias a las vacunas. Manténganse en contacto con sus proveedores de atención médica para saber cuándo estará disponible la vacuna para usted.

Image
icono de jeringa

¿CÓMO FUNCIONAN LAS VACUNAS?

En pocas palabras, una vacuna le enseña al sistema inmunológico a reconocer ciertos patógenos como los virus y bacterias. El cuerpo humano produce proteínas llamadas anticuerpos para combatir los patógenos. Al introducir cepas (o partes) debilitadas o muertas de virus, bacterias, hongos o parásitos, el cuerpo puede desarrollar de manera segura anticuerpos que pueden reconocer y combatir una infección grande causada cuando los patógenos se multiplican y afectan los procesos normales del cuerpo.

Image
Gráfico de escenas médicas.
Image
icono de jeringa

¿SON SEGURAS LAS VACUNAS? ¿CUÁLES SON LOS RIESGOS Y EFECTOS SECUNDARIOS?

La seguridad es la máxima prioridad en el desarrollo de vacunas, de principio a fin. Las vacunas son mucho más seguras de recibir que las enfermedades que previenen. Los efectos secundarios de las vacunas suelen ser leves y no duran mucho. Los efectos secundarios comunes son malestar en el lugar de la inyección, cansancio, dolores de cabeza, escalofríos, fiebre leve, dolores musculares o articulares. Los efectos secundarios más graves son poco comunes e incluyen reacciones alérgicas en 1 o 2 personas por millón. Las vacunas pasan por tres fases de pruebas rigurosas y Estados Unidos requiere que los efectos secundarios sean estudiados y monitoreados para garantizar su seguridad aún después de haber sido probadas y revisadas, antes de ser aprobadas por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA).

Pruebas rigurosas

Las vacunas pasan por pruebas rigurosas de laboratorio antes de ser probadas en humanos. Si la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) determina que es seguro probar una vacuna potencial (en este caso para el COVID-19) en personas, los estudios clínicos comienzan con aproximadamente 20-100 voluntarios. Dependiendo de los resultados con estos voluntarios iniciales, la prueba se amplía para incluir a miles de personas antes de aprobar la vacuna.

Image
icono de jeringa

HAY BENEFICIOS AL VACUNARSE CONTRA LA GRIPE

Vacunarse contra la gripe reduce el número de personas contagiadas. También reduce la demanda de recursos, ya que muchos sistemas de salud están estresados por el número de pacientes con COVID-19 que están tratando.

Influenza

La gripe es una enfermedad respiratoria viral contagiosa causada por los virus de la influenza.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), mata entre 12,000 y 61,000 personas al año. Los niños pequeños, los adultos mayores, las personas embarazadas y las personas con enfermedades crónicas tienen mayor riesgo de desarrollar complicaciones graves. La mejor manera de protegerse y proteger a los demás es vacunándose contra la gripe. 

Síntomas del COVID-19 y la gripe


Muchos de los primeros síntomas del COVID-19 y la gripe son similares y es posible que se necesiten pruebas para confirmar un diagnóstico:

COVID-19

  • Tos

  • Congestión o secreción nasal

  • Dificultad para respirar o falta de aire

  • Fatiga

  • Fiebre o escalofríos

  • Dolor de cabeza

  • Dolores musculares o corporales

  • Náuseas o vómitos

  • Diarrea

  • Dolor de garganta

  • Pérdida del gusto u olfato

Influenza

  • Tos

  • Congestión o secreción nasal

  • Dificultad para respirar o falta de aire

  • Fatiga

  • Fiebre o escalofríos

  • Dolor de cabeza

  • Dolores musculares o corporales

  • Náuseas o vómitos (más común en niños)

  • Diarrea

  • Dolor de garganta